skip to Main Content
Entre em contato: +55 11 95133-2600
“La Misión Del Periodista Es Darle Voz A La Gente Que Vive En Silencio”

“La misión del periodista es darle voz a la gente que vive en silencio”

David Harrison es un experimentado periodista inglés que estuvo en nuestro país para dar talleres sobre periodismo de investigación, invitado por la Fundación Thomson y la Embajada británica. En entrevista con La Nación, dijo que la misión periodística es vital para la democracia y que los trabajos investigativos tienen la misión de mostrar realidades que intentan ocultarse.

David siente el periodismo desde las entrañas. Cuando habla de las investigaciones, notas y reportajes que le tocó hacer a lo largo de sus 20 años de trayectoria en diferentes lugares del mundo, todavía se emociona como aquel estudiante que recién ingresa a una redacción.

Harrison, que habla cinco idiomas, estuvo por África, Medio Oriente y otros países latinoamericanos detrás de historias e investigaciones periodísticas. La semana pasada llegó a Paraguay en su primera visita a nuestro país y compartió su experiencia con grupos de periodistas de distintos medios.

En el Grupo Nación dirigió un taller sobre periodismo de investigación durante dos días, en los que habló sobre su sistema de trabajo y la forma en la que se deben buscar y contar las historias. Compartió igualmente su experiencia en el mundo audiovisual, teniendo en cuenta el actual auge en este campo.

También dejó algunas impresiones sobre lo que encontró en el país y resaltó que a pesar de las plataformas y de la crisis que se vive en todo el mundo con el periódico tradicional (impreso), el periodismo de calidad siempre va a sobrevivir, porque, a pesar de todo, la gente quiere leer buenas historias.

– ¿Cómo ve el periodismo de investigación en Paraguay?

“Hay cosas muy buenas. Aquí, el periodista en general tiene sentido de lo que es una investigación y tiene buenas ideas. Pero debo decir esto; es evidente que si hay dueños de medios con intereses comerciales, es difícil un periodismo independiente, pero a pesar de esto veo que los periodistas tienen buenas ideas aquí. Hay muchas cosas por contar”, precisó David.

Este hombre cubrió periodísticamente conflictos en Afganistán, Iraq, Sudán, Argelia, Zimbabue, Colombia y otros 69 países a lo largo de su carrera. Trabajó para varios medios ingleses, como The Observer, The Sunday, Telegraph y actualmente presta servicios para Al Jazeera International. Recibió varios premios gracias a su trabajo, pero destacan el Paul Foot Award de periodismo de investigación y el Premio de Amnistía Internacional.

Para él, en Paraguay sobran historias, sobre todas aquellas que tienen que ver con lo social, con lo humano, e insistió en que se debe apuntar a mostrar esas realidades que muchas veces parecen estar ocultas. David, con apenas una semana en nuestro país, entendió aquello de que el “realismo mágico” que marcó a la literatura latinoamericana en los 60 y 70 es verdadero en nuestra tierra.

David junto a periodistas del Grupo Nación.
David junto a periodistas del Grupo Nación.

– ¿Qué o cómo se puede hacer, desde el periodismo investigativo, para vincularse con internet y el mundo digital?

“Definitivamente hay que reconocer que estamos atravesando una crisis en el impreso y lo que queda es adaptarse. Vivimos en un tiempo difícil para el periodismo tradicional. Los periódicos hasta ahora no saben cómo hacerle frente a internet y a la fuga de las publicidades y eso está ocurriendo en todas partes. Pero creo que eso también es una oportunidad para hacer buen periodismo. Contar una buena historia siempre atraerá gente. Porque el verdadero periodismo es descubrir algo que algunas personas no quieren que se descubra”, señala.

“Yo creo que hay que ser optimistas, porque gracias a internet tenemos acceso a información masiva y a un volumen de datos que nunca antes nos podíamos imaginar. Internet es una herramienta maravillosa, porque permite acceder a información, pero hay que saber usar eso en favor del periodismo de calidad. Los trabajos transnacionales que se hacen ahora, se logran gracias a internet”, remarcó.

Harrison compartió en su charla una investigación audiovisual que hizo para la cadena Al Jazeera. El tema que abordó fue el tráfico de niños y adolescentes desde Vietnam hasta Londres, a través de un sistema que involucraba a decenas de personas y círculos muy cerrados de exponer.

Por lo general, utiliza diferentes técnicas para realizar sus reportajes, pero la que le dio muchos casos grandes fue la de filtración. Fue así que también logró hacerse pasar por “comprador de niños” en Nigeria, país en el que estuvo dos semanas para un reportaje sobre el tráfico ilegal de menores de edad en el periódico Telegraph, un trabajo que posteriormente le hizo ganar premios internacionales.

En los días que David estuvo en Paraguay comprendió que los medios locales no están acostumbrados a trabajos de largo alcance y que impliquen mucha inversión. Sin embargo, aseguró que esto no debe ser una excusa para evitar hacer buenos trabajos investigativos. “Hay minería de datos en internet, ahora se puede acceder a datos públicos, hay demasiada información suelta. No es necesario hacer largos viajes o invertir mucho para encontrar grandes historias y menos para contarlas bien”, insistió.

El periodismo y la democracia

Para Harrison, el periodismo es un pilar fundamental para la democracia, sea en Inglaterra o en cualquier otro país del mundo. “Primero, porque el periodista tiene la obligación y el derecho de hacer preguntas al poder, y segundo, porque el periodismo tiene que mostrar todas las realidades de un país, no solamente de un sector de la sociedad”, manifestó.

Por otro lado, aseguró que las personas que están en el poder tienen la obligación de responder las preguntas de los periodistas. “El periodista tiene la obligación de darle voz a toda esa gente que vive en silencio.

El periodista es la voz de toda esa gente que no está en las noticias del día a día. El periodismo de calidad debe mostrar las realidades de toda la sociedad para que el gobierno busque soluciones a todos los sectores, porque si no se muestran todas las realidades, no hay democracia”, enfatizó.

– ¿Qué es lo más importante de la labor del periodista?

“En todo el mundo hay personas que sufren en silencio. El periodista tiene la obligación de mostrar esa realidad”.

Fonte: La Nación

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *