skip to Main Content
Entre em contato: +55 11 95133-2600
Extranjera En Mi País

Extranjera en mi país

No hace falta viajar

LUCÍA CARACCIOLO, DE BUENOS AIRES

Esta semana entendí que para cambiar de aire no hace falta viajar a otro continente, ni a otro barrio, ni acercarse a la otra punta del mundo.IMG_0426

Fui extranjera en mi propio país. Fue una experiencia extraordinaria y de hecho barata, porque no tuve que gastar un solo peso en el avión.

Logré olvidar por un rato que yo vivía acá, y aprendí a mirar con otros ojos eso que todos los días en la rutina, no se ve. Comenzar diariamente con nuevas actividades fue el ejercicio que me permitió apreciar la cultura que mi ciudad conserva y adquirir aprendizajes sobre el periodismo.

La ansiedad me atrapó, a solo un día de que los estudiantes Brasileños, pertenecientes al programa Jornalismo Sem Fronteiras, arriben a nuestro país. Quizás porque no sabía a quiénes ni a qué me iba a enfrentar, pero recordé una frase que alguna vez escuché que decía: “Valiente es aquel que se enfrenta a las cosas a pesar del miedo” y me tranquilicé.

Recibir colegas de otro país tenía por objetivo que aprendiéramos a ser corresponsales, tarea difícil para un periodista. Pero la enseñanza no terminó sólo en eso porque visitamos algunos de los lugares típicos de la ciudad, intercambiamos ideas y, además, hicimos amistades.

IMG_0468

Asombrados por nuestra arquitectura, los estudiantes brasileños despertaron en nosotros esa misma curiosidad  por descubrir las bellezas secretas que mi Buenos Aires querido guarda. Con el paso de los días, logré darme cuenta que la presencia de estos jóvenes que recorrían mi ciudad,  la poética Buenos Aires, me ayudó a conocerla a mí también.

Entre otras cosas el tango, los aromas, la calle Corrientes,  Florida, las molduras de las casas coloniales, el dulce de leche, las puertas escondidas de algunos edificios del centro y los faroles de un siglo anterior formaron parte de aquella vista panorámica que los extranjeros y los porteños logramos fotografiar con nuestra mente.

Una gran dificultad fue entendernos utilizando los distintos idiomas. Es increíble darse cuenta la gran diferencia que habita entre los argentinos y los brasileños comparado con la corta distancia que existe entre nuestros países. Si hacen la prueba, van a darme la razón.

Natália (49)

Los jóvenes brasileños lograron conocer a fondo la ciudad, lo bueno y lo malo también. El viaje fue un ejemplo claro de lo que es ejercer la profesión de corresponsal, ya que los estudiantes lograron abordar los temas más importantes de la Argentina desde distintos puntos de vista e intentaron investigar al máximo para poder enviarle a su país la información más acertada de lo que ocurre acá.

 

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *